martes, 30 de octubre de 2012

Número de telefono


No basta con tener una idea. Las ideas tienen naturaleza torturadora y  suelen ser muy quisquillosas con su propia expresión. Es preciso encontrar las palabras adecuadas, o el trazo perfecto. Por eso es mejor dejarlas reposar un rato y, el día que se muestren colaboradoras, plasmarlas rápidamente en un papel, antes de que cambien de opinión y nos dejen mientras dormimos, sin dejar si quiera un número de teléfono.

Bea Fernandez.